MODA-FAD Sustainable Challenge, los resultados

ho

30 estudiantes en 6 equipos transformando residuos textiles en nuevos productos de valor a través del diseño y la creatividad.

Los días 29 y 30 de noviembre se celebró la primera edición del MODA-FAD Sustainable Challenge. Con vocación de ser anual, en él se abordó la transformación de los residuos textiles en nuevos productos de valor a través del diseño y la creatividad.

Enmarcado dentro del Re-/Barcelona, el foro profesional sobre moda sostenible, la actividad congregó a estudiantes de diferentes disciplinas del diseño bajo la dirección de expertos en las diferentes áreas que intervienen en la industria de la moda, trabajando en grupos desarrollando nuevas marcas y los correspondientes productos a partir de los residuos textiles.

 

Los resultados

 

 

Equipo 1: Olvido

Beta Suriol Escalante – Llotja
Marina Álvarez – Elisava
Martina Arosreguy – Universidad de Mendoza / Llotja – Erasmus
Tamara Sanabria – EADI Moda
Sergio García Boguña – Elisava

Propuesta de valor: Olvido conceptualiza la idea del rechazo hacia las prendas en desuso. Para ello propone vestir el “olvido” destacando la sencillez, lo ambiguo y lo mutable.

Pieza/s diseñada/s: el producto desarrollado es una chaqueta larga de líneas muy simples, monocromáticas y geométricas creada a partir de todo tipo de prendas de vestir, viniendo a representar la gran diversidad de tipologías de piezas que se tiran. Han apostado por los colores de tonalidades grises para reflejar el rechazo a las piezas en desuso.

Pero esta pieza también quiere transmitir esperanza, la que hay tras el Upcycling. Para representarla han incorporado un detalle amarillo en cada una de las mangas con unas betas interiores que tirando de ellas aporta movimiento a la prenda cambiando su adaptación al cuerpo, volumen y caída.

Los expertos destacan: «Olvido es la propuesta más proyectable»

 

 

Equipo 2: Quipu

Tania Marcial – LCI Barcelona
Javiera Martel Molina – LCI Barcelona
Luciana Maria Manfredi – ESDesign Barcelona
Assmae Belout – Institut Guindàvols (Lleida)
Joan Pahissa Aranda – Elisava

Propuesta de valor: Quipu es un monstruo que quiere simbolizar el gran problema de la industria de la moda: la mezcla de materiales en los tejidos de las prendas de ropa. Dicha mezcla hace que nos sintamos cómodos pero tiene como consecuencia que no tengamos la posibilidad de ser sostenibles porque son materiales imposibles de separar y reciclar.

El ADN de Quipu es la crítica pero aportando soluciones que pasaría por poner en valor lo artesanal. Un proyecto de impacto 3.0: desde lo social, revalorizando los oficios que se han ido perdiendo y de la economía circular. El mensaje final y más drástico de Quipu es el de que no hay que generar nuevos productos, poniendo la raíz del problema en los diseñadores.

Pieza/s diseñada/s: el referente formal que da nombre a la marca y a la pieza es Quipu, un instrumento de la cultura precolombina que tenía un alma del que se desprendían hilos. La pieza se ha elaborado empleando técnicas como el tejido en telar a partir de la desconstrucción de prendas elaboradas con materiales mixtos, cortando tiras y uniéndolas para después embarrilarlas.

Los expertos han destacado: «Quipu es el proyecto más conceptual, el que ha profundizado más en el problema de la sostenibilidad»

 

Equipo 3: Erretres

Laia Castellano González – Escola Illa / LCI Barcelona
Mar Mendieta – LCI Barcelona
Nuria Lafuente Matias – Llotja
Sara Fernandez Lopez – UPC
Ivonne Penadillo La Rosa – IED Barcelona

Propuesta de valor: Erretres reutiliza las fibras sintéticas, las más difíciles de reciclar, para generar un producto que independientemente de la ropa original se pueda replicar. Para lograrlo aplica cuatro criterios: multifuncionalidad, diseño universal, diseño sostenible y usabilidad.

Pieza/s diseñada/s: Erretres son tres productos en un diseño: una mochila, una chaqueta y una manta. La pieza en origen es un cuadrado de dos capas confeccionado con la técnica de patchwork. Una capa se ha confeccionado con retales de pantalones técnicos juntados pieza a pieza que le aportan impermeabilidad. La otra capa está hecha juntando retales de jerséis de lana para aislar y aportar calor cuando es manta o chaqueta. El cuadrado originario se manipula como si se tratara de un origami, dando opción a tres piezas a partir de su manipulación. De los trozos de pantalones utilizados para elaborarlo se aprovechan los bolsillos, que cumplen su función original en los tres estados de la pieza.

Los expertos han destacado: «Erretres es el proyecto más práctico»

 

 

Equipo 4: Casi todos los anónimos son mujeres

Natalia Lequerica Echeverry – IED Barcelona
María Odriozola Varela – LCI Barcelona
Giuliana Mesa – Llotja
Aroa López Rodríguez – ESDI
Alba Ayza Ruiz – LCI Barcelona

Propuesta de valor: Casi todos los anónimos son mujeres quiere reivindicar la mujer, visibilizar como se la ha ocultado y reprimido a lo largo de la historia poniendo como ejemplo los casos de artistas como Caterina Albert o Judith Leyser.

Pieza/s diseñada/s: dos obras de la artista Judy Pfaff inspiran el look diseñado. Las prendas se han hecho reinterpretando piezas originales de moda masculina amoldándolas al cuerpo de la mujer mediante la técnica del Mulag. Con esta estrategia se quiere acabar con el estigma de que una prenda de ropa debe de estar pensada sí o sí para un hombre o para una mujer.

Tres camisas, dos para las mangas y una para el torso unidas por las hebillas originales, conforman la parte superior. Los pantalones, con bolsillo lateral militar, incorporan el nombre de la marca construido a partir de letras recortadas y cosidas procedentes de ropa técnica. Los excedentes de camisetas de poliéster sirven para elaborar los complementos.

Los expertos han destacado: «Casi todos los anónimos son mujeres es la propuesta más reivindicativa»

 

 

Equipo 5: El giro

Stephanie Teichelmann Puente – EASD Valencia
Helena Calafell Muñoz-Castanyer – Universitat de Barcelona
Ismael El Hajji Muñoz – LCI Barcelona
Adrià Arbòs Escarrá – EADS Serra i Abella
Sabela Nieto Iglesias – Universidad de Vigo

Propuesta de valor: El Giro quiere dar la vuelta al actual modelo de producción y consumo a partir de los siguientes valores: la versatilidad, la unicidad, el activismo, la adaptabilidad, el movimiento, y el residuo cero. El Giro incita al movimiento como mensaje para cambiar el mundo. El Giro es economía Circular.

Pieza/s diseñada/s: El Giro lo conforma una gabardina unisex y oversize. Una prenda hecha a partir de cinco pantalones de pliegue clásico de sastre de los que no se ha desperdiciado ni lo más mínimo en su confección. El resultado es una gabardina de mangas ajustables, una pieza única, clásica, funcional, versátil, unisex y de talla única. Una prenda negra que con el movimiento da paso al color, a los mensajes ocultos de su interior en forma de estampados y texturas que simbolizan la pluralidad de la moda. Una riñonera hecha a partir de pantalón de pana acompaña a la gabardina.

Los expertos han destacado: «El Giro es una prenda preciosa que además es proyectable»

 

 

Equipo 6: Be.your Collection

Carlota Herranz Viñas – LCI Barcelona
Immaculada Valero Cuéllar – Politecnica de Valencia / Massana
Mario García Coronado – IED Barcelona / Universitat de Barcelona
Nicolás García Soriano – Llotja
Laura Codina Ibern – MBDESIGN (UPC – UB)

Propuesta de valor: Be.your es multifuncionalidad. Son diseños que pueden ser productos cotidianos a la vez que prendas de moda y viceversa. Be.your no quiere darle una segunda vida a la ropa olvidada sino una tercera.

Pieza/s diseñada/s: Be.your Collection lo conforman tres diseños multifuncionales: un frutero que es gorro, un gorro que es frutero; un vestido que es lámpara, una lámpara que es vestido; y un cojín que es top, un top que es cojín. Tres diseños, y seis productos resultantes hechos todos ellos a partir de camisas.

Los expertos han destacado: «Be.your es la propuesta más innovadora por su componente multifuncional»

 

El workshop

El comisariado y la dirección creativa del MODA-FAD Sustainable Challenge corrió a cargo de Makeo (Roberto Piqueras y Eme Rock), encargados de la selección de los integrantes de los seis equipos de trabajo, y de un consejo de expertos que acompañaron a los estudiantes durante el proceso. El consejo de expertos estaba formado por Krizia Robustella (diseño), Victor von Schwarz (patronaje), Khadija Moubarik y María Francisca Fernández de Fundació Ared (confección), Diego Andrés López (fotografía de moda), Back to eco (mercado y sostenibilidad) y Robert Thompson de MATERFAD (materiales y tecnología).

Instax de Fujifilm fue la Cámara Oficial con la que los participantes pudieron trabajar en sus proyectos y emplearlas en el proceso creativo para plasmar las diferentes fases de las dos intensas jornadas. Por su parte, la empresa Alfa cedió las máquinas de coser para que los estudiantes confeccionaran sus piezas.

De las diferentes tipologías de residuos textiles más habituales aportadas por Roba Amiga, cooperativa encargada de la recogida selectiva de ropa usada, ropa de hogar, zapatos y otros residuos textiles para su revalorización a través de la reutilización y el reciclaje, se generaron nuevas piezas y sus correspondientes marcas compartiendo entre ellas la capacidad de replicabilidad como estrategia.

El upcycling, el reciclaje de fibras, la dignificación del residuo, la innovación, la responsabilidad, el diseño y la creatividad fueron algunos de los tags de este ejercicio creativo, que se desarrolló en un contexto de aprendizaje no formal en el que se motivaba el trabajo transversal, interdisciplinario, bajo un paradigma con perspectiva de género y con el fin de fomentar aprendizajes sobre un diseño sostenible, impulsando un beneficio social.